Copernicus, el vigilante más ambicioso de la Tierra

Para mejorar la gestión del medio ambiente

Copernicus es considerado el programa más ambicioso de observación de la Tierra de la Unión Europea en colaboración con la Agencia Espacial Europea. El Centro Europeo de Predicción, del que España es miembro representado por AEMET, es el coordinador del Servicio de Vigilancia de la Atmósfera del programa COPERNICUS, proyecto impulsado por la Comisión Europea, que ha invertido alrededor de 7.000 millones de euros en el mismo.

Su objetivo es el de distribuir gran cantidad de información recogida desde el espacio mediante una treintena de satélites o a través de infraestructuras sobre el terreno: unas para procesar los datos y transformarlos en información y otras para captar más datos sobre el mismo. Copernicus permite seguir día a día la evolución de todo aquello que se puede ver desde el espacio.

Está diseñado para proporcionar información precisa, actualizada y de libre acceso a todos aquellos que estén interesados, ya sean empresas u organismos públicos, para mejorar la gestión del medio ambiente, comprender y mitigar los efectos del cambio climático y garantizar la seguridad ciudadana. Por ejemplo, puede analizar el crecimiento de las cosechas, el cauce de los ríos, la evolución de las corrientes oceánicas, los vertidos de contaminación, las nubes de polución o incluso el crecimiento de ciudades. El resultado es el acceso público a una gran cantidad de información, lo que transformará la economía y la sociedad en el plazo de unos años (más eficiente y sostenible).

En concreto COPERNICUS permite acceder a:

  • Imágenes de Satélite: https://spacedata.copernicus.eu/
  • Información categorizada en seis áreas temáticas principales y con cierto grado de procesamiento para ser utilizada en aplicaciones concretas y a nivel sectorial:

Además, esta tecnología puede ser de ayuda en innumerables aplicaciones, presentes y futuras. La Unión Europea cuenta con que la información que proporcionan las infraestructuras de Copernicus sean procesadas por empresas, muchas de ellas startups, capaces de desarrollar nuevas aplicaciones. De hecho, la Comisión Europea espera que Copernicus cree 48.000 trabajos directos e indirectos entre los años 2015 y 2030.

Según la Agencia Europea de Medio Ambiente, la mayoría de los europeos viven actualmente en ciudades, principales contribuyentes al cambio climático, ya que consumen cerca del 80% de la energía mundial y producen más del 60% del dióxido de carbono. Las decisiones que se adopten hoy con las infraestructuras urbanas determinarán en gran medida la capacidad para hacer frente al cambio climático y promover mejoras en la calidad de vida.

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar