Llamamos al consenso político para la sostenibilidad de la transición energética

El vicepresidente del Grupo Español para el Crecimiento Verde, Gonzalo Sáenz de Miera, ha pedido este martes en la comisión de cambio climático del Congreso de los Diputados consenso político para abordar la transición energética en un marco estable y de sostenibilidad para las compañías implicadas en el proceso, en nombre de las cerca de 40 empresas españolas integradas en la organización.

El consenso político, a juicio de Sáenz de Miera, es “indispensable” para que las empresas tengan seguridad a la hora de abordar unas inversiones que son a largo plazo, a 30, 40 o 50 años vista. “Lo que necesitamos es certidumbre”. Para el representante del Grupo Español para el Crecimiento Verde hay, además del entendimiento entre las fuerzas parlamentarias, dos puntos clave en los que tiene que incidir la actuación pública.

Uno es una fiscalidad justa, medioambiental, en base a la máxima “quien contamina paga”, estableciendo un precio del CO2 a todas las emisiones que elimine las distorsiones, para dar señales al consumo y a la inversión. Algo que, explicó Sáenz de Miera, no siempre se cumple: “El consumidor eléctrico paga los objetivos de renovables y el de gasolina y gasoil no. Los sectores difusos no pagan por el CO2”, explicó, por lo que se da la paradoja de que “si cualquiera de nosotros vamos en el coche eléctrico pagamos por el CO2 y pagamos por las renovables, y el que va en un vehículo con motor de combustión no”, como ejemplificó.

En segundo lugar, para el representante del GECV es muy importante apostar por políticas de comunicación y concienciación social. “Hoy en día la sociedad española no conoce y no está informada sobre las políticas de cambio climático. Si queremos aplicar políticas de cambio climático necesitamos que sean entendidas y aceptadas”, afirmó en sede parlamentaria. Para ello, es necesario incidir en una visión positiva del enorme reto medioambiental, insistiendo en que la apuesta por el crecimiento verde revertirá en enormes beneficios y oportunidades para el tejido empresarial y la sociedad en general.

Sáenz de Miera elaboró un detallado análisis de la situación actual. Contamos actualmente, explicó, con un sistema energético “basado en un 80% en combustibles fósiles” que necesita urgentemente un cambio de modelo basado en el ahorro, la eficiencia energética y la sustitución progresiva de estas fuentes ‘sucias’ por energías libres de emisiones, fundamentalmente renovables. Aunque queda mucho por hacer, “el sector eléctrico ya ha iniciado la transición”, recordó el portavoz del GECV, con dos terceras partes de la generación eléctrica en España que no emiten CO2. Sin embargo, “el objetivo debe ser un sistema plenamente descarbonizado en 2050. Esto plantea retos que es necesario abordar. (…) Todos tenemos una responsabilidad para que esto salga adelante”, afirmó.

El vicepresidente del Grupo Español para el Crecimiento Verde finalizó su intervención alertando de que “cuanto más tarde actuemos, más costoso será para la sociedad cumplir los objetivos climáticos”, y volviendo a incidir en que el proceso de las políticas climáticas y la transición energética “está suponiendo una revolución a escala global que genera oportunidades de todo tipo. Y para nosotros enormes oportunidades empresariales”. Nuestro país está bien posicionado para liderar el cambio. “Pero se requieren políticas efectivas ya”, concluyó.

Desde el GECV, estamos convencidos de que las políticas climáticas y de transición energética son necesarias y urgentes; creemos que ofrecen oportunidades de mejora la calidad de vida de los ciudadanos, de crecimiento, de desarrollo industrial y empleo de calidad; y nos podemos a disposición del Parlamento para participar activamente en el proceso de tramitación de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética y la elaboración del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 con propuestas constructivas y positivas.

Deja un comentario