El GECV coorganiza el evento “Climate Solutions in Ibero-America: moving towards clean energy deployment” junto a CAF y la AEEE en el seno de la COP28

Compartir:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

El pasado martes, 5 de diciembre, el Grupo Español para el Crecimiento Verde, junto a CAF (Banco de Desarrollo para América Latina y el Caribe) y la AEEE (Asociación Española para la Economía Energética) coorganizaron el evento “Climate Solutions in Ibero-America: moving towards clean energy deployment”, dentro de la programación de conferencias de la Cumbre del Clima de Dubái (COP28). El encuentro tenía como objetivo proporcionar soluciones concretas de acción por el clima y mostrar ejemplos de mejores prácticas exitosas desde la perspectiva de la sociedad civil y las empresas en el contexto iberoamericano, mejorando el potencial de la acción colaborativa regional y centrándose en las dimensiones financiera y social. En él participaron Eva Pagán, directora Corporativa de Sostenibilidad y Estudios de Redeia, y Toni Ballabriga, director global de Negocio Responsable en BBVA, ambos socios del GECV, que compartieron perspectivas en materia de transición energética, sostenibilidad y el papel del capital privado en la descarbonización. Completaron el elenco de ponentes Kepa Solaun, presidente de la AEEE; Alicia Montalvo, mánager de Acción Climática de CAF; Valerie Hickey, directora de la Práctica Global de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Economía Azul del Banco Mundial; Hilen Meirovich, Climate Change Advisory Services Lead en Inter-American Development Bank; y Martin Porter, executive chair del CISL (Cambridge Institute for Sustainability Leadership).

En su intervención, Eva Pagán resaltó la importancia de la transición energética, destacando la doble ventaja de descarbonizar la electricidad mediante el aumento de energías renovables y la electrificación de la economía. Enfocándose en América Latina, señaló el crecimiento acelerado de la electricidad en la región. Pagán subrayó la necesidad de redes eléctricas robustas e interconectadas para lograr objetivos amplios, reconociendo los desafíos ambientales y financieros que ello implica. En la planificación de proyectos, enfatizó la participación de la sociedad y las partes interesadas, identificando claves como la conservación ambiental, la reducción de emisiones, la colaboración en la cadena de valor y la adaptación al cambio climático, concluyendo que “necesitamos descarbonizar a través de la electrificación, y el cambio en la composición de nuestra energía y el desarrollo de nuevas infraestructuras requieren la implementación de redes sólidas”.

Por su parte, Toni Ballabriga, como representante del sector financiero, abordó el desafío de atraer capital privado. Destacó la necesidad de reformas para atraer capital a la escala adecuada y mencionó el papel clave de los bancos en evaluar riesgos y desarrollar soluciones: “Nuestro papel es financiar la reducción de emisiones de nuestros clientes. Nos centramos en cómo podemos ayudar al cliente no sólo a descarbonizar, sino también a adaptarse mejor al modelo empresarial”. Además, propuso que las instituciones financieras multilaterales establezcan objetivos específicos para la movilización de capital privado, no solo en términos de financiamiento climático. Ballabriga enfatizó la importancia de dedicar recursos a garantías y mecanismos de mitigación de riesgos y subrayó que la transición energética solo será viable si tiene sentido económico, requiriendo estabilidad regulatoria y certeza para reducir riesgos y crear condiciones favorables.

Vídeo completo del evento