El Grupo de Trabajo de Políticas Climáticas retoma su actividad para ir definiendo las tendencias y los principales hitos en la agenda climática en 2024

Compartir:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

El Grupo de Trabajo de Políticas Climáticas se reunió el pasado miércoles, 27 de febrero, estrenando el ejercicio de 2024 en una reunión para sentar las bases y el mapa de la agenda climática en este nuevo año.

2024 va a ser un año caracterizado por varios vectores  a abordar, como la financiación climática y la brecha existente en las inversiones; las narrativas en las diferentes elecciones, tanto nacionales como supranacionales; la rendición de cuentas y la competitividad industrial en este nuevo y cambiante escenario; la preservación de la naturaleza; las oportunidades económicas (empleo, industria, competitividad,…) derivadas de un enfoque ambicioso en acción climática y la implementación de los marcos existentes y las propuestas ante nuevas legislaturas que darán comienzo en unos meses; y el diálogo público-privado a este respecto.

A continuación, se mostró un cronograma de los principales hitos que tendrán lugar este curso:

La COP29 de Baku se constituirá como un hito clave para avanzar en la implementación de los acuerdos climáticos, impulsar la financiación climática y preparar la revisión de planes climáticos gubernamentales que se presentarán en el marco de la COP30 de Brasil. Con el objetivo de aumentar la ambición y la robustez de los marcos regulatorios en los Planes Climáticos Nacionales o Nationally Determined Contributions (NDCs), será fundamental el papel del sector privado, así como el desarrollo de marcos de colaboración de este con los gobiernos, y también fortalecer el diálogo con los Grupos de Crecimiento Verde de Latinoamérica.

En el ámbito europeo, la agenda se centrará en promover narrativas positivas desde el punto de vista económico e industrial desde la perspectiva de la agenda empresarial para las próximas instituciones tras las elecciones de junio; establecer una visión clara y convincente para el futuro, mostrando los beneficios para todos en el camino hacia una Europa climáticamente neutra, positiva para la naturaleza y justa; garantizar la implementación efectiva y oportuna del Pacto Verde Europeo y las políticas relacionadas para lograr el objetivo de la UE para 2030; proponer objetivos con base científica y enfatizar los beneficios de una acción temprana y urgente; y construir asociaciones internacionales más sólidas y demostrar continuamente el liderazgo climático internacional de la UE.

Por último, se recordó que, dentro de las narrativas a seguir en 2024, está el reciente objetivo lanzado desde la Comisión Europea de reducir las emisiones en un 90% para 2040, que el Grupo Español para el Crecimiento Verde apoya como una fuente de oportunidades para que Europa continúe liderando la transición verde.