Gonzalo Sáenz de Miera defiende en Genera las oportunidades que la transición ecológica ofrece en materia de empleabilidad

Compartir:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Gonzalo Sáenz de Miera ha participado esta mañana en la Mesa Redonda “La demanda de cualificación y recualificación de trabajadores para abordar la transición energética”, organizada por la Plataforma por el Empleo Verde (PEEV) y encuadrada dentro del marco de eventos de la Feria Genera 2024.

El panel lo completaban Belén Rebollo, subdirectora general de Políticas Activas de Empleo del Servicio Público de Empleo Estatal, SEPE; Ana Belén García, subdirectora general de Oficinas y Fomento del Empleo del Servicio Público de Empleo de la Comunidad de Madrid; Eva Buch, directora de Educación y Divulgación de la Fundación Naturgy; Carmen Avilés, profesora titular en el Departamento de Ingeniería de la Organización, Administración de Empresas y Estadística de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Montes, Forestal Y Medio Natural de la Universidad Politécnica de Madrid, UPM; y Ricardo Cortés, director de Relaciones Institucionales de RIC Energy. La mesa ha estado moderada por Ignacio Baratech, responsable de Relaciones Institucionales de la Plataforma por el Empleo Verde-Ingeus.

El objetivo del debate ha sido abordar los nuevos retos, pero también oportunidades, a nivel laboral que la transición verde trae consigo. La descarbonización de la economía está provocando un impacto en el mercado de trabajo que requiere de nuevas competencias laborales y transformar las ya existentes, que exigen iniciativas innovadoras por parte de todos los actores implicados en los procesos de inserción laboral. Para ello, se ha profundizado no sólo en el concepto de “Empleo Verde”, sino también en esas nuevas demandas a nivel de cualificación que exige esta nueva tesitura, y si estas son accesibles y suponen una oportunidad para las personas —muchas en situación de vulnerabilidad— que se encuentran desempleadas.

En su intervención, Sáenz de Miera ha querido comenzar destacando que “la principal novedad es que se ha producido una revolución tecnológica en el ámbito de las energías limpias que las ha convertido en el modelo más competitivo. Avanzar en esa dirección es bueno para el planeta, pero también para la economía y el empleo. En España contamos con los mejores recursos renovables de Europa, tenemos que aprovechar esa enorme oportunidad, atraer industria y cambiar nuestro modelo energético, basado hasta ahora en la compra de combustibles fósiles, y convertirlo en uno de inversión”. En este sentido, ha concluido que “lo que desde el GECV defendemos es que tenemos que pasar de las palabras a la acción, no podemos quedarnos parados ante esta oportunidad, pero necesitamos dos cosas: alianzas y políticas. Alianzas porque es crucial que trabajemos todos juntos, empresas, administraciones, ONGs, sociedad civil. Y políticas, porque necesitamos leyes que den forma y definan las líneas a seguir para que este objetivo se materialice”.