Gonzalo Sáenz de Miera hizo balance de la COP26 en Radio 5: “Tenemos que avanzar hacia un sistema donde haya compromisos más allá de los gobiernos”

Compartir:

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en pinterest
Pinterest
Compartir en linkedin
LinkedIn
  • El vicepresidente del Grupo Español para el Crecimiento Verde hizo balance sobre la situación en materia de acción climática tras la Cumbre del Clima de Glasgow
  • Entre sus principales preocupaciones está la necesidad de ver los acuerdos alcanzados traducidos en políticas, aunque es optimista con la implicación de los diferentes países y los agentes sociales

El pasado otoño, entre los días 31 de octubre y 12 de noviembre, tuvo lugar en Glasgow la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, COP26. Bajo el lema “uniendo al mundo para hacer frente al cambio climático”, volvió a unir a representantes de distintos gobiernos de todo el planeta para seguir avanzando en desarrollar los objetivos marcados en el Acuerdo de París para luchar contra el cambio climático.

El vicepresidente del Grupo Español para el Crecimiento Verde, Gonzalo Sáenz de Miera, estuvo presente como observador, apoyando un proceso que en principio involucra a los distintos gobiernos participantes, pero en cuyos objetivos se alinean empresas, y diferentes agentes sociales. Un evento en el que también estuvieron presentes muchas de las empresas que forman el Grupo.

El pasado 26 de diciembre, Sáenz de Miera fue entrevistado por Laura Prieto en su programa, ‘Alianza 2030’, de Radio 5, haciendo balance de aquella experiencia y reflexionando sin el efecto de la inmediatez y con la perspectiva que aporta el paso del tiempo. Una entrevista que dio mucho de sí, y donde el representante del GECV reconoció que ha habido muchos avances, y que estos no se limitan únicamente a la propia COP, sino que ya venían sucediendo durante todo el año. Una revolución tecnológica de energías limpias, un desarrollo de planes para la neutralidad climática de 9 de las principales economías del mundo, o una presión creciente de los inversores sobre las industrias fósiles.

Para Sáenz de Miera, lo importante “es que esos compromisos que se han acordado se traduzcan en políticas. Que se implementen políticas que lleven a acciones a corto plazo. Es lo que necesita el mundo, que haya acciones a corto plazo, no en 2050”. Para ello cree que procesos como la descarbonización son clave, pese a que en el texto final del acuerdo firmado se cambió el término “eliminación” por “reducción gradual”, un matiz que no le preocupa en exceso, ya que la conclusión de los países sigue siendo la misma: el carbón tiene que desaparecer.

También ha destacado la importancia de una transición energética, identificándola como otra gran batalla: “necesitamos ir a un modelo energético donde vayamos a un sistema más eficiente, con menos consumo de energía, y donde los combustibles fósiles se sustituyan por energías renovables”.

Otro punto clave, opina el directivo, es la implicación de los agentes sociales, más allá de que la cumbre implique a los gobiernos: “Los compromisos del acuerdo de París van dirigidos a los países, pero tenemos que avanzar en un sistema donde haya compromisos más allá de los gobiernos. Entonces, las empresas, los bancos, las ciudades… son necesarios también. En el sector energético, por ejemplo, estamos viendo a muchas empresas poniéndose objetivos, no ya para 2050, sino para 2040 o 2030. Los bancos están dejando de financiar proyectos de energías fósiles porque también ven los riesgos que supone invertir en ellos para el cambio climático. Por último, también estamos llamando a plantear alianzas entre los diferentes agentes para, juntos, avanzar en ese sentido”.

Una visión que trasciende acuerdos, puesto que es una urgencia a todos los niveles, y que ya está afectando tanto a empresas como a ciudadanos. Sin embargo, las sensaciones son buenas para Sáenz de Miera, que es optimista al ver que países como China o India participen activamente en el proceso, o que la transición plantea alternativas de desarrollo y crea nuevas oportunidades de crecimiento y empleo.

“Hay que seguir trabajando entre todos, mediante alianzas, para mantener esta tendencia y aprovechar las oportunidades y avanzar hacia un mundo más próspero. Hay voluntad de hacerlo, pero tiene que traducirse en políticas y alianzas”, concluyó al término de la entrevista.

ESCUCHA LA ENTREVISTA COMPLETA AQUÍ: