“Hay que acelerar las agendas económicas y políticas para aprovechar las oportunidades de la descarbonización”

Conclusiones del encuentro “Diálogos por el Clima. 5º Aniversario del Acuerdo de París y la COP26”

Madrid, 14 de diciembre de 2020. Con motivo del 5º Aniversario del Acuerdo de París, el Grupo Español de Crecimiento Verde  (GECV) organizó “Diálogos por el Clima”, un debate online en el que participaron representantes de España, Francia y Reino Unido, países con una fuerte involucración y liderazgo en la agenda climática global.

En la sesión, inaugurada por el presidente del GECV, Valentín Alfaya, y moderada por Miguel Muñoz, responsable de Políticas Climáticas en Iberdrola, participaron: Yasser Abdoulhoussen, consejero de Desarrollo e Industria de la Embajada de Francia en España; Teresa Solana, vocal asesora y coordinadora de la División Internacional de la  Oficina Española de Cambio Climático (OECC); y Keiran Bowtell, agregado de Cambio Climático de la Embajada del Reino Unido en España.

El hito del Acuerdo de París, rubricado hace cinco años por 188 países y que supuso un cambio de paradigma en la diplomacia ambiental,  sirvió de referencia para hacer balance  y hablar de los próximos retos con la vista puesta en la siguiente cumbre, la COP26 (Glasgow), que se celebrará bajo la presidencia británica a partir del 12 de noviembre de 2021.

Durante la sesión se recordaron el nivel de ambición y  los grandes objetivos del mencionado acuerdo para mantener el calentamiento global por debajo de los 2º C sobre los niveles preindustriales, y cómo desde entonces quedó establecido un mecanismo automático para que todos los países alcancen su nivel de ambición. En este punto, Abdoulhoussen afirmó que “2020 es un año muy importante” porque los países (ricos y pobres) tienen que confirmar su contribución financiera, que asciende a 100.000 millones de dólares anuales.

Alfaya destacó la labor de la Unión Europea como la segunda potencia económica del mundo en el liderazgo de los objetivos climáticos. “En el GECV aplaudimos la ambición de la Comisión Europea en términos de descarbonización y transición energética. Los fondos de recuperación, los denominados Next Generation, están totalmente alineados con la Agenda Verde, a la que han fortalecido con proyectos generadores de empleo y actividad económica”.

El presidente del GECV señaló que hay cambios muy positivos desde el Acuerdo de París: se ha generado certidumbre, lo que se ha notado muy especialmente en los flujos financieros, y se está acelerando la agenda económica y política en el sentido adecuado. No obstante, se mostró moderadamente optimista respecto a la velocidad en la que se está haciendo la transición para poder optimizar las oportunidades.

También afirmó Alfaya que el GECV “trabaja junto a gobiernos y reguladores en acelerar dichas  agendas e influir de forma honesta y transparente en aprovechar las oportunidades para la economía nacional y europea”.

Durante la sesión se puso de manifiesto cómo a lo largo de los cinco años transcurridos desde la firma del histórico acuerdo se han producido logros importantes: en materia tecnológica (como las fuertes reducciones en los costes de las renovables) o en grandes alianzas, como la Race to Zero, una campaña por las emisiones netas nulas a la que ya se han adherido cerca de 1400 empresas y otros tantos gobiernos de todo el mundo. Ya son 127 países los que han anunciado emisiones netas nulas.

Los desafíos

Sin embargo, los retos persisten: en 2019 las emisiones de gases de efecto invernadero siguieron aumentando, de acuerdo con el último informe anual  “Emissions Gap Report 2020”, presentado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). En el mismo se constata que en 2019 las emisiones totales de estos gases alcanzaron un nuevo máximo de 59,1 gigatoneladas equivalentes de CO2. Y se insta a los gobiernos a que los planes verdes de recuperación se centren en afrontar también la crisis climática para poder cubrir la brecha entre los 3º C y los 1,5º C fijados en el Acuerdo de París.

Abdoulhoussen se mostró pesimista porque, a su juicio, el nacionalismo, unilateralismo y cortoplacismo han ganado terreno. No obstante, también consideró 2021 como un año clave para cambiar la tendencia.

Miguel Muñoz aludió “al papel de liderazgo de España en una agenda climática global con fuerte presencia europea gracias al Pacto Verde”. Momento en el que Teresa Solana tomó la palabra para rememorar la acogida por España de la COP25 en un tiempo récord  y cómo la agenda dejó de ser meramente ambiental y se extendió más allá de las cuestiones de carácter técnico de la negociación para hacer partícipes a todos los sectores y actores económicos y sociales habilitando un pabellón específico.

“La única forma de hacer frente a las crisis sistémicas que vivimos es mediante el multilateralismo que representa el Acuerdo de París. En España lo tenemos muy claro”, sentenció Solana, quien también destacó que el cambio climático no es un tema exclusivamente medioambiental, sino también social y económico.

Kerian Bowtell indicó que, en la COP26,  Reino Unido va  a seguir la senda iniciada por España para hacer la Cumbre lo más inclusiva posible, sumando y animando a estados, regiones y  empresas y seguir así aumentando el nivel de ambición. (También la presidencia del G7 recae en 2021 en Reino Unido, y Bowtell espera que el Clima tenga un espacio importante).

Un aspecto en el que los ponentes coincidieron es en que biodiversidad y clima son dos caras de una misma moneda, de lo que el Covid es la mejor prueba.  Abdoulhoussen  afirmó que “existen más de 500 acuerdos en el mundo sobre medio ambiente, pero falta poner en marcha la innovación para desarrollar un corpus jurídico” y sancionar el daño que se  inflige a la naturaleza.  Según Abdoulhoussen, los bosques son parte de la solución en la lucha contra el cambio climático y forman parte de la hoja de ruta de Francia.

Bowtell, por su parte, puso el acento en el valor económico de la biodiversidad. Mientras,  Alonso aludió a que el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC)  incluye los beneficios asociados a la salud de todas las medidas de lucha contra el cambio. “Una mejor movilidad y aire más limpio redundan en una mejor salud”, afirmó.

El año se inicia con dos muy buenas noticias en la agenda climática: el aumento por la Unión Europea de hasta el 55% de la reducción de emisiones para 2030 y el anuncio hecho por el presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden,  de que este país volverá al Acuerdo de París.

Deja un comentario